Historia de un famoso Concertista y el Mendigo Musical

Excelente la historia, muchas veces la personas hacemos un esfuerzo mínimo y nos sentamos a esperar que “algo” ocurra, como si fuera deber del mundo mirarnos con lastima y ayudarnos. Es necesario afinar nuestro “violin” es decir prepararnos y desarrollar nuestros talentos hacer todo con animo y alegria.

La vida es una aventura

Comparto con ustedes una bonita historia de un violinista…! y una interesante reflexión

Un famoso concertista, que junto con sus esposa y unos amigos salia de un teatro cercano, paso frente al mendigo musical. Todos arrugaron la cara al oir aquellos sonidos tan discordantes. Y no pudieron menos que reir de buena gana.

La esposa le pidió al concertista que tocara algo, el hombre hecho una mirada a las pocas monedas en el interior de la boina del mendigo y decidio hacer algo, le solicito el violin y el mendigo musical se lo prestó con cierto resquemor.

Lo primero que hizo el concertista fue afinar sus cuerdas y entonces vigorosamente y con gran maestria arrancó una melodia fascinante del viejo instrumento, los amigos comenzaron a aplaudir y los transeuntes comenzaron a arremolinarse para ver el improvisado espectaculo, al escuchar la musica, la gente de la cercana calle principal acudió también…

Ver la entrada original 206 palabras más

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Superacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s